• CUIDADO DE NUESTRA JOYERÍA

Las joyas de plata de ley pueden durar toda una vida si las cuidas.

Debido a sus propiedades químicas la plata se empaña o se “oxida” naturalmente cuando se expone al aire. Sin embargo, siguiendo los consejos que te mostramos a continuación y limpiando tus piezas regularmente o cuando se necesite, tus joyas estarán siempre como nuevas:

  • Mantén la joyería que no lleves en un lugar oscuro o seco, por ejemplo una caja, un joyero o bolsita de tela para reducir el tiempo que tardan en empañarse.

  • Estáte atento/a de los primeros signos de deslustre. La plata generalmente se volverá menos brillante y opaca antes de que comience a decolorarse. Solo necesitarás unos segundos para restaurar su brillo y color original usando una gamuza para limpiarla.

  • Si se deja mucho tiempo sin atender, la plata empezará a mostrar un color cobrizo o marrón oscuro pero tranquila/o, es muy fácil de limpiar. La gamuza debería hacer todo el trabajo pero si tus piezas tienen partes difíciles de alcanzar recomendamos utilizar Líquido para limpiar plata que las deja realmente como nuevas (El líquido no debe utilizarse con ninguna piedra ya que podría dañarla)

  • La plata de ley se puede utilizar en todos los entornos. Sin embargo cuanto más se expone a el agua, el sudor, los perfumes, aceites y humedad, más rápido tiende a empañarse. Así que si tu utilizas las joyas a todas horas y no te las quitas nunca si que es recomendable prestarles atención y limpiarlas con más asiduidad.